Alimentos sostenibles, consumidores responsables

Alimentos sostenibles, consumidores responsables

 

La nueva revolución alimentaria no va a venir marcada por los sabores, las propiedades nutritivas o el coste de los alimentos sino por su sostenibilidad, es decir por la relación de equilibrio que guardan los alimentos con el medio ambiente a lo largo de su vida útil: desde que se producen hasta que son consumidos o se convierten en residuo.

Los alimentos no solo deben ser sanos para nuestro organismo sino también para el planeta. Eso es lo que opinan cada vez más consumidores según constatan, uno tras otro, todos los estudios sobre tendencias de mercado en el sector del gran consumo. Evidentemente que el precio sigue siendo un factor determinante, así como la confianza en la marca, la garantía de calidad y las características nutricionales. Pero casi un 65% de los consumidores declara ya que estaría dispuesto a renunciar a un producto que atendiera satisfactoriamente a todas esas condiciones si en cambio no fuera sostenible.

Según uno de los últimos informes al respecto, el elaborado por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) con motivo de Día Mundial de los Derechos del Consumidor que se celebra hoy 15 de marzo, la conciencia respecto al origen sostenible de los alimentos no para de aumentar entre los consumidores españoles. Cada vez son más los que prestan atención a conceptos como la huella ecológica del producto o la reducción del envasado superfluo y los que muestran un mayor rechazo al desperdicio alimentario o el malbaratamiento de recursos naturales.

La sostenibilidad se abre hueco en el sector de la alimentación como lo ha hecho en el de los electrodomésticos, el automóvil o la iluminación del hogar. Ese ciudadano concienciado que actúa en su día a día a favor del medio ambiente y en contra del cambio climático, ese consumidor que muestra un interés cada vez mayor por el coche eléctrico, que elige una lavadora o un lavavajillas en función de su etiqueta energética o que ha decidido cambiar las bombillas incandescentes por otras tipo LED, es el mismo que además de saber cuánto cuesta el bote de salsa de tomate, se pregunta cuánto le habrá costado al planeta.

El compromiso ciudadano mediante el consumo responsable está provocando rápidos avances hacia una producción más limpia y sostenible de alimentos. Queda mucho camino por recorrer, muchísimo. Pero los líderes marcan tendencia, y la alimentación sostenible no tiene pinta de ser una moda pasajera, sino que ha venido para quedarse.

 

 

En Easy Vending contamos con productos saludables y sostenibles a disposición de nuestros clientes. Cuidamos su salud y el planeta.

Comparte esta y otras noticias en tus Redes Sociales.

Síguenos en Linkedin.

 

 

Noticia recogida de: lavanguardia.com

 

CATEGORY: Noticias, Principal

EASYVENDINGBLOG

Related items

Deja tu comentario